Internacionalmarzo 12, 2022hace 3 meses

Así se reflejó la guerra en las pasarelas de la Semana de la Moda, en París

Aunque las colecciones habían sido diseñadas meses antes, los creadores privilegiaron las piezas más "protectoras", y una estética solemne.

El reflejo de la guerra en la Semana de la Moda de ParísEl reflejo de la guerra en la Semana de la Moda de París/Foto: AFP.

El ambiente de incertidumbre y gravedad se reflejó en las pasarelas de la moda femenina en París que se cierra esta semana, con modelos desfilando con chalecos antibalas, colores oscuros, mientras que en el aire sonaban poemas o canciones pacifistas.

Algunos participantes habían expresado su desazón ante un acontecimiento que premia la frivolidad y la alegría de vivir, pero inesperadamente la Semana de la Moda estuvo a la altura del momento.

Vea también: La costura, un pasatiempo en auge para jóvenes en busca de moda sostenible

Había que vivir los desfiles "con gravedad", pidió el presidente de la Federación de la Moda francesa, Ralph Toledano. 

Aunque las colecciones habían sido diseñadas meses antes, los creadores privilegiaron las piezas más "protectoras", y una estética solemne.

"Un momento grave"

"El mundo vive un momento grave desde hace tiempo, la moda ha integrado ese sentimiento de seriedad. Se impregna del olor del tiempo", declaró a la AFP el historiador de la moda, Olivier Saillard. 

Dior presentó por ejemplo una vestimenta "todoterreno, muy adecuada, casi premonitoria", explicó. La marca de lujo francesa presentó airbags en forma de corsés o chalecos. Un vestido gris evocaba las armaduras de antaño, con hombreras y tobilleras a modo de protección.

La moda ya ha vivido dos años duros, de introspección, a causa del covid-19, considera la estilista italiana de Dior mujer, Grazia Chiuri.

Le puede interesar: Dolce & Gabbana anunció que ya no utilizará pieles de animales en sus colecciones

"Hay mucha introspección. ¿Cómo asociar la belleza, la estética con la protección, en los tiempos que corren?", explicó a la AFP esta diseñadora.

La guerra en Ucrania "está mucho más cerca de todos nosotros. Pero el mundo ya estaba en guerra. El covid era otra guerra (...), hemos vivido meses extremadamente difíciles", indicó.

Balmain presentó también corsés acolchados, creaciones que parecían chalecos antibalas, escudos dorados.

"Mi colección puede parecer que ha sido inspirada por los grandes titulares, tan angustiantes (...). Pero es evidente que una reacción tan rápida no hubiera sido posible", reconoció el estilista de Balmain, Olivier Rousteing. 

El belga Anthony Vaccarello, director artístico de Saint Laurent, rompió por primera vez con su estética "sexy glam" para presentar un desfile poético, a los pies de la Torre Eiffel, para sugerir "un momento de reflexión".

En su colección abunda el negro, los vestidos largos, el corte esmoquin con pantalón y suntuosos abrigos de piel sintética. Atrás quedó la provocación.

Stella Mc Cartney volvió a París haciendo gala de su ya casi legendario compromiso con el bienestar de los animales. Su propuesta de mujer es con colores alegres, pero no hay rastro de cuero, ni de materiales que no cumplan con estrictos controles medioambientales.

Le puede interesar: Ropa usada: del residuo textil a materia prima en Chile

Su desfile arrancó con unas palabras del presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy y fue cerrado con la canción de John Lennon y Yoko Ono "Give Peace a Chance".

El japonés Yohji Yamamoto presentó ropas que cubren a la mujer de la cabeza a los pies, con capas de tejidos que se sobreponen, dando impresión de temporalidad, de precipitación.

El estadounidense Rick Owens, adicto a los desfiles de tono apocalíptico, presentó un show acompañado de la sinfonía Nº5 de Gustav Mahler, un momento onírico y solemne.

La bruma artificial dejaba paso en su pasarela a siluetas con trajes extralargos, de color gris, o grandes anóraks, de nuevo acolchados.

"El tema de la protección estuvo muy presente esta semana. Lo mismo sucedió en Londres", comentó a la AFP Dana Thomas, periodista estadounidense y autora de "Fashionopolis".

Poemas y canciones

Un momento especial fue el desfile de Balenciaga, imaginado por Demna, un creador georgiano que huyó hace años de otra invasión rusa. Fue toda una declaración de amor y apoyo a Ucrania, con un poema recitado en ucraniano, camisetas con los colores de su bandera, y una nota explicativa en la que advertía que la moda "perdía su derecho a existir" durante la guerra.

Las modelos desfilaron sobre nieve, algunas semidesnudas, evocando a los refugiados.

Y Louis Vuitton retomó también los colores de la bandera ucraniana, amarillo y azul, para una de sus creaciones: una camiseta extra larga, encima de una falda elegante y fluida.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.