Internacionalseptiembre 08, 2022hace 22 días

La enigmática caja roja de la reina Isabel II, ¿qué guardaba en ella?

Uno de los enigmas que rodeó a la reina Isabel II estuvo ligado a la misteriosa caja roja que la acompañaba a diario.

La reina Isabel II será recordada por su amabilidad hacia el pueblo y por el ferviente compromiso con el que dedicó su vida a servir al Reino Unido y a la Mancomunidad de naciones, por las que abogó durante su reinado.

Muchas fueron las particularidades alrededor de su historia, de su trabajo y de su relación con quienes la rodeaban, sin embargo, uno de los enigmas que rondaba a la reina siempre estuvo relacionado con la caja roja que la acompañó a lo largo de los años y que mantuvo a salvo sus secretos y asuntos privados más importantes.

A los 21 años, Elizabeth Alexandra Mary Windsor recibió de manos de su madre el particular obsequio que mantendría a su lado durante los 70 años de su reinado.

La caja roja o red box de la reina, fue entregada por la reina madre, con el fin de que guardara allí sus asuntos privados, un objeto que se convirtió en la pieza fundamental usada por Isabel II para mantener a salvo los documentos más importantes que llegaban a diario a su despacho y que revisaba detenidamente a puerta cerrada.

Vea también: ¿Cuál será el futuro de la Mancomunidad de Naciones tras la muerte de la Reina Isabel?

Los papeles allí depositados por la reina marcarían la historia del Reino Unido y la suya como monarca.

Isabel, testigo de la historia

La reina Isabel II nació en el barrio londinense Mayfair el 21 de abril de 1926, como la hija mayor del matrimonio entre los duques de York, el rey Jorge VI y la reina Isabel. Allí fue educada en casa a lo largo de su vida, sin embargo, nunca pensó llegar a ser reina.

Su padre ascendió al trono en 1936, luego de la abdicación de su hermano, Eduardo VIII, momento en el que empezó a llevar a cabo funciones públicas durante la Segunda Guerra Mundial.

Le puede interesar: ¿Qué pasaría con la corona si el rey Carlos III abdicara?

En 1947, Isabel contrajo matrimonio con el príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, con quien tuvo cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo. Felipe de Edimburgo, su esposo, se convirtió en el refugio de su vida ante los tempestuosos años que estarían por venir con su ascenso al trono.

Cuando su padre falleció en 1952, Isabel se convirtió en jefe de la Mancomunidad y reina de los siete países independientes pertenecientes a la misma. Se hizo reina con apenas 25 años, aunque no fue coronada sino hasta el 2 de julio de 1953 en la, hasta ahora, única coronación transmitida por televisión.

Desde entonces, Isabel II fue testigo de la desintegración del imperio británico, la guerra fría, los cambios sociales que trajo la posguerra, la llegada de la era digital y la complicada salida británica de la Unión Europea.

Pese a sus 96 años y tras hacerle frente a las múltiples crisis que atravesó la familia real, Isabel II disfrutó de una enorme popularidad. Según un sondeo del diario The Sun, la reina contaba con 91,7% de favorabilidad hasta el día de su muerte.

Lea además: ¿Qué hacía realmente? Estas eran las funciones de la reina Isabel II

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.