Internacionaljulio 17, 2022hace 23 días

Por tradición religiosa Irán exime de sus penas a 2.200 prisioneros

Cada año, Jamenei concede varios indultos colectivos con motivo de las fiestas religiosas o nacionales más importantes.

Liberación de presos en IránLiberación de presos en Irán, Foto: / AFP

El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, conmutó las penas de más de 2.200 presos, incluidos condenados a muerte, con motivo de las fiestas musulmanas, informaron el domingo fuentes oficiales.

Según Mizan Online, el sitio web de la Autoridad Judicial, 43 de los presos indultados habían sido condenados a muerte. Más de 800 fueron liberados. La medida se tomó con motivo del Eid al-Ada, la fiesta del sacrificio, y del Ghadir, una de las festividades más importantes para los musulmanes chiitas.

Irán, guiada por la devoción

Cientos de miles de seguidores del líder chiita Moqtada Sadr se movilizaron este viernes en Bagdad para una oración colectiva con el objetivo presionar a sus adversarios y acelerar la formación de un gobierno. 

Le puede interesar: Gobierno estadounidense asegura que Servicio Secreto borró mensajes sobre ataque al capitolio.

El clérigo Sadr, además de su autoridad religiosa, tiene una importante influencia política en Irak. Su bloque parlamentario sumó 73 escaños en las elecciones de octubre de 2021 y es el mayor grupo en el Congreso. 

Pero desde las legislativas anticipadas, de las que salió vencedor el movimiento sadrista, los dos polos del chiismo --el de Moqtada Sadr y el llamado Marco de Coordinación, proiraní-- siguen reclamando la mayoría en el Parlamento y el derecho a nombrar al primer ministro. 

Sin embargo, las conversaciones para formar gobierno se han estancado y el país permanece sumido en una crisis política.  

Lea también: ¿Cuáles son los intereses de Biden en Arabia Saudita?.

Una crisis que se agudizó el 12 de junio cuando Sadr pidió la dimisión de su grupo, un gesto interpretado como una estrategia para presionar a facciones rivales. Un mes después, la situación sigue empantanada. 

Tras la invasión de Estados Unidos en 2003 que derrocó a Sadam Husein, un distrito de la capital fue bautizado como Sadr, en honor al padre del clérigo, Mohamad Sadr, asesinado durante la dictadura. 

Bajo un calor calcinante, una multitud se congregó en la avenida Al Falah de este barrio, bajo una fuerte presencia policial. Los fieles portaban sus alfombras para rezar mientras agitaban con la otra mano banderas iraquíes.

"Gracias a Dios por esta gran victoria. Gracias a los fieles del viernes", escribió en Twitter Sadr.

Ausente, Sadr dejó a uno de sus colaboradores, Mahmud al Jayachi, que pronunciara el sermón, en el que criticó a sus adversarios del Marco de Coordinación, una alianza de partidos chiitas (algunos de ellos próximos de Irán) sobre los que hace reposar la responsabilidad de formar gobierno.

Además: ¡Extrema fuerza! A un afroestadounidense la policía lo impactó con 46 balas.

"Nos encontramos en una difícil encrucijada en la formación de gobierno, confiada a personas en las que no tenemos confianza", dijo Al Jayachi a los fieles reunidos el viernes. 

"Obedecemos a Moqtada Sadr, como obedecemos a Dios y al profeta".

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.