Internacionalmayo 26, 2022hace 3 meses

¿Qué tienen en común los jóvenes que ejecutan tiroteos en colegios de Estados Unidos?

Un reciente tiroteo ocurrido en una escuela de Texas, Estados Unidos, prendió nuevamente las alarmas sobre la frecuencia con la que se presentan estos hechos.

Tiroteos en colegios de Estados UnidosHomenaje a víctimas de tiroteo en Texas / Foto: AFP

La historia de Estados Unidos ha estado marcada por varios tiroteos en instituciones académicas. El más reciente episodio se registró en Texas, en la ciudad de Uvalde. La escuela de primaria Robb Elementary vivió una masacre perpetuada por un joven de 18 años llamado Salvador Ramos, quien asesinó a dos docentes y 19 niños.

En contexto: Nuevo tiroteo en una escuela de primaria en Texas, EE. UU.

No es la primera vez que un hecho similar enluta las escuelas del país norteamericano. Le contamos qué tienen en común los jóvenes que realizan tiroteos en las escuelas de Estados unidos.

¿Cómo identificar un posible asesino?

De acuerdo con la BBC, las personas que tuvieron una infancia complicada, ausencia de atención y amor fraternal, muestras de distanciamiento emocional con las personas, falta de empatía, señales de violencia con los demás e incluso con animales y dificultades para socializar, pueden presentar señales coherentes con el comportamiento de un asesino.

Adicionalmente, los responsables que llevan a cabo este tipo de ataques generalmente tienen un sentimiento de que se les ha tratado injustamente en algún momento o por alguna persona.

'Bullying', depresión, problemas de salud mental y fácil acceso a las armas

En 2021, un tiroteo en Oxford conmocionó Estados Unidos. El responsable fue Ethan Crumbley, un joven de 15 años que abrió fuego en Oxford High School, en Michigan. Cuatro adolescentes murieron y otros siete resultaron heridos en el ataque.

El asesino escribió en su diario en varias oportunidades que estaba sufriendo, que se sentía solo y que no recibía la atención de sus padres. También expresó públicamente su afición por las armas, incluso con la que cometió el atroz hecho, fue un regalo de Navidad de su padre.

Salvador Ramos vivía una situación similar. Se conoció que el menor era víctima de bullying porque tenía una dificultad para hablar, además, era una persona agresiva. Según un examigo del joven, a Ramos le gustaba lanzarle huevos a los carros de las personas y dispararles a extraños con pistolas de balines.

Este joven también expresó a través de sus redes sociales su gusto por las armas, e incluso tres días antes de atacar la escuela, publicó una imagen con dos escopetas semiautomáticas con el cargador enganchado que compró apenas cumplió 18 años.

Lea, además: Irma y Eva, las profesoras que se sacrificaron por defender a sus estudiantes de las balas

En Estados Unidos se discute constantemente el fácil acceso a las armas. Según la BBC, en este país hay más armas que personas, y, además, solo es necesario tener 18 años para adquirir sin ningún tipo de requisito cualquier tipo de armamento.

Cometer asesinatos previos

El 14 de diciembre del 2012 otro tiroteo marcó la historia de Estados Unidos. Adam Lanza, de 20 años, ingresó a la escuela Sandy Hook, en Newtown, Connecticut y asesinó a 20 niños, todos entre 6 y 7 años. Antes de atacar la institución, el joven entró a la habitación de su madre y le disparó cuatro veces en la cabeza.

Este caso se asemeja a lo ocurrido con Salvador Ramos, quien habría asesinado a su abuela antes de abrir fuego en la escuela Robb Elementary de Texas.

Avisos antes de cometer los ataques

Se conoció además que Ramos avisó lo que haría a través de sus redes sociales, y envió a un usuario mensajes que revelarían sus intenciones. Adam Lanza hizo lo mismo años antes de perpetuar el tiroteo en Sandy Hook. Un hombre reportó a la policía de Newtown que había escuchado al joven decir que en su casa tenía armas de asalto y que planeaba matar a su madre y a los niños de la escuela, sin embargo, en ambos casos no se tomaron medidas al respecto.

Puede leer: Los tiroteos que enlutan las escuelas de Estados Unidos en la última década

Lo mismo ocurrió con el ataque de Ethan Crumbley. Lo que sucedió fue previsto por la escuela del menor el mismo día del tiroteo, cuando los profesores descubrieron que Crumbley hizo un dibujo de una pistola semiautomática que apuntaba a la frase: "Los pensamientos no se detendrán. Ayúdenme". En otra parte, en medio de imágenes de balas escribió: "Sangre por todas partes", "Mi vida es inútil" y "El mundo está muerto".

Los tres atacantes tienen una cosa más en común: avisan a otros lo que planean hacer, puede ser con mensajes, fotos, e incluso dibujos.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.