¿Censura o abuso de libertad de expresión? Las aristas en caso Natalia París sobre dióxido de cloro

Expertos señalan las excepciones de la libertad de expresión y como el caso de la DJ podría ser considerado uno de ellos.

27 Ene 2021 18:06Por: Noticiasrcn.com

Tras la polémica generada por cuenta de las afirmaciones hechas por la DJ Natalia París, quien recomendó el uso del dióxido de cloro como sustancia para prevenir el contagio del coronavirus pese a la toxicidad que podría tener para el organismo humano, han sido muchas las voces que se han pronunciado para rechazar sus declaraciones y para alertar sobre el peligro que eventualmente tendría seguir sus recomendaciones.

Precisamente, una de las voces que se pronunció respecto fue la del superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, quien en su calidad de “autoridad nacional de protección del consumidor” pidió a la referida influencer “cesar de manera inmediata la promoción del producto y retirar de sus redes sociales los comentarios alusivos a dicha sustancia como inhibidor del contagio de coronavirus”.

En contexto: Natalia París causa polémica al recomendar dióxido de cloro contra el coronavirus

En su comunicado, la SIC refirió el concepto del Invima (alerta sanitaria No. 081-2020) y otras autoridades de control del uso de medicamentos y alimentos a nivel mundial,  advirtiendo a su vez que el incumplimiento de estas disposiciones estaría sujeta a multas de hasta 1.000 SMMLV, a los que se podrían añadir otros 2.000 SMMLV, en los casos en los que se determine que la modelo pudo haber violado los “derechos de los consumidores” con información falsa que a su vez pueda poner en riesgo la salud pública.

Frente a esta controversia, Noticias RCN consultó con los expertos para entender hasta dónde puede llegar la libertad de expresión de una persona y cuáles casos el Estado, a través de los organismos correspondientes, está en la obligación de ordenar la eliminación o restricción de información.

Vea más: Superindustria le ordena a Natalia París no promocionar más el dióxido de cloro

¿Hasta dónde puede llegar la libertad de expresión?

El abogado experto en temas internacionales Víctor Mosquera, señaló que ella no estaba difundiendo una opinión, sino que lo que realizó fue la masificación de una información falsa que puede llevar a que las personas tengan graves problemas de salud.

Por su parte, el abogado constitucionalista Germán Calderón aseguró que, en estos casos, la libertad de expresión sí podría estar limitada precisamente al ser una difusión errónea de información, sin ningún sustento científico.

Lo anterior está establecido en el Pacto de San José, donde se argumenta que, si bien toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión; entendido como el poder  “buscar, recibir, y difundir informaciones de toda índole, sin consideraciones de frontera”, el ejercicio está sujeto a la responsabilidad de no incurrir en la falta de “respeto a los derechos o la reputación de los demás, o la protección de la seguridad nacional, el orden público, la salud, o la moral pública”.

El Pacto de San José fue suscrito en 1969 en el marco de la Organización de Estados Americanos (OEA) y en este se establecen las condiciones de defensa de los Derechos Humanos; en el caso de la libertad de prensa, esta está regulada en su Capítulo 2, sobre los Derechos Civiles y Políticos, más precisamente en su  Artículo 13.

Lea además: Antibióticos para el covid afectarían la eficacia de fármacos contra las enfermedades ETS

¿Natalia París atenta con sus recomendaciones contra la salud pública?

De acuerdo al comunicado emitido por la Superintendencia de Comercio en el que se cita a la FDA, organismo regulador de medicamentos y alimentos en Estados Unidos, dentro de listado de consecuencias que podría significar la ingesta de la sustancia recomendada por París se encuentran:

  • Insuficiencia respiratoria causada por una condición grave en donde la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce considerablemente (metahemoglobinemia).
  • Cambios en la actividad eléctrica del corazón (prolongación del QT), lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales.
  • Baja presión arterial mortal causada por deshidratación.
  • Insuficiencia hepática aguda.
  • Conteo bajo de células sanguíneas, debido a la rápida destrucción de los glóbulos rojos (anemia hemolítica), lo que requiere una transfusión de sangre.
  • Vómitos severos.
  • Diarrea severa.

Vea acá: Cuidado con usar medicamentos que supuestamente tratan el covid

¿Qué implicaciones puede tener esta conducta?

Expertos juristas advierten que, en este caso, al París al incidir en la toma de decisión por parte de un grupo de personas sobre la ingesta de una sustancia que tendría efectos nocivos sobre su salud, dicha conducta estaría sujeta a consecuencias penales.

Incluso, expertos como el abogado penalista Julián Quintana señalaron a Noticias RCN que en estos casos se puede incurrir en actuaciones tipificadas como “lesiones personales” y que incluso, dicha conducta podría tener desenlaces aún más complejos en casos de muerte de las personas influenciadas, llevando a que el delito llegue a tipificarse como “homicidio”.

Le puede interesar: Gobierno no recomienda el uso de ivermectina contra el coronavirus

NoticiasRCN.com