Justiciamayo 16, 2021hace 5 meses

Desarticulan red de extorsionistas que operaban desde cárceles del país

Según las autoridades, estas bandas también contaban con la participación de guardianes del Inpec y actuaban desde la cárcel La Picota y la cárcel de Villavicencio.

Efectivos del Gaula y la Fiscalía adelantaron una ofensiva en contra de las bandas delincuenciales dedicadas a la extorsión, las cuales operaban desde algunas de las cárceles del país, y en las que incluso participaban funcionarios del Inpec.

Uno de los factores que más llamó la atención de las autoridades e investigadores fue el hallazgo de algunos elementos, empleados para la brujería, en algunas de las celdas allanadas en el marco de los operativos.

Vea también: Capturan a 219 personas en operación nacional contra el secuestro y la extorsión

Dichas figuras corresponden a estatuas de duendes, en los cuales, los extorsionistas colocaban billetes a manera de cábala, previo a la realización de las llamadas que configuraban el delito de extorsión, y que eran adelantadas desde penales como la cárcel La Picota en Bogotá, y la cárcel de Villavicencio.

Lea además: Preocupación por casos de extorsiones con imágenes íntimas en Colombia

Dentro del modus operandi de los delincuentes también se descubrió el uso de parlantes bluetooth, que eran empleados por los extorsionistas para simular sonidos ambientes que buscaban hacer pasar la llamada, como si estuviera siendo realizada desde un aeropuerto, factor determinante para el modelo recientemente denunciado que basa su engaño en el supuesto envío de una encomienda internacional.

Le puede interesar: Cuatro capturados en operación contra el crimen organizado y la extorsión en Antioquia

Durante los operativos de inteligencia policial también se logró determinar la forma como eran usadas para la estafa un alto número de tarjetas sim que les permitían burlar a las autoridades, o identificar el origen de las llamadas.

Los cuerpos de inteligencia también lograron determinar la participación de algunos uniformados en las estafas, siendo estos los encargados del ingreso de dispositivos móviles a las cárceles, los cuales eran vendidos a los internos por precios cercanos al medio millón de pesos, según la gama y el modelo del teléfono usado.

Consulte más: Operación contra el secuestro dejó más de 300 capturados en todo Colombia

Por: NoticiasRCN.com
Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí