Bogotáagosto 09, 2020hace un año

Así fue el descenso del Señor Caído de Monserrate para su peregrinaje en Bogotá

La logística de su descenso tardó por lo menos cuatro horas. Se realizó bajo un estricto operativo de seguridad y en medio de un gran sigilo para evitar la aglomeración de feligreses.

Según la historia, cada vez que han bajado desde Monserrate la imagen del Señor Caído llueve dificultando su traslado. Esta vez no fue la excepción. 

Pero para Jesús Alberto Pinzón Calderón, rector del Santuario de Monserrate, es solo una coincidencia. “Todos los días han estado muy lluviosos, fríos, mucho viento, pienso que son coincidencias que se han dado”.

Y es que sacar la imagen de más de tres siglos de antigüedad de su pedestal fue una labor que requirió planeación minuciosa. Fue necesario desmontar una parte del camerino donde reposa habitualmente para poder sacarla sin daño alguno.

Quince hombres fueron necesarios para moverlo desde la iglesia, bajando las continuas escaleras, descendiendo por el empinado y resbaladizo suelo hecho en piedra natural, hasta llegar al teleférico.

Lea además: Bajarán imagen del Señor Caído de Monserrate para peregrinar por Bogotá

“Tuvimos que quitar una puerta el teleférico para poder ingresar el cofre. Todo está fríamente calculado por donde va. Habitualmente la velocidad del teleférico es de cinco metros por segundo, vamos a ir a una velocidad de tres metros por segundo”, explicó

Raúl Eduardo Díaz Soto, director Técnico del Teleférico de Monserrate.

Desde hace seis años la icónica imagen representativa de la capital no abandonaba su santuario.

En total, cuatro horas tardó el descenso del Señor Caído. Al llegar a la parte baja de Monserrate, un grupo de uniformados de la Policía Nacional lo esperaban para escoltarlo en un camión cuyo conductor solo se enteró lo que transportaría al ver el despliegue logístico con el que se encontró.

El Señor Caído, que pesa más de 150 kilos, será trasladado durante su peregrinación en un cofre de madera suiza. Su trato es delicado y cuidadoso.

Los mismos hombres, maquinistas y operarios del funicular y teleférico de Monserrate son los encargados de custodiar por ocho días el peregrinaje que hará la escultura.

Este domingo la misa desde la Catedral Primada, oficiada por monseñor Luis José Rueda, arzobispo de la Arquidiócesis de Bogotá, contó con la presencia solemne de la representación de una de las caídas de Jesús al subir al Calvario. una figura que para los creyentes suscita fe y es símbolo de esperanza y unión en la oración. 

Vea también: Monserrate prepara protocolos de bioseguridad para poder reabrir

Los traslados a las diferentes catedrales de Bogotá y Soacha se harán discretamente.  Los organizadores quieren evitar aglomeraciones de feligreses que puedan alterar el orden público y generar un riesgo de contagio masivo de la pandemia, por la que se ora para que pronto llegue a su fin.

El Señor Caído peregrinará por cinco catedrales de Bogotá y el municipio de Soacha:

  • 9 de agosto: Catedral Primada, en el centro de Bogotá.
  • 10 – 11 de agosto: visitará la Arquidiósesis de Soacha.
  • 12-13 de agosto: estará en la Diósesis de Fontibón.
  • 14 de agosto: estará presente en la Catedral de Engativá, en el barrio La Estrada.
  • 15 de agosto estará en la Catedral Castrense en el Cantón Norte
  • 16 de agosto: amanecerá de nuevo en la Catedral de Bogotá.

La Arquidiócesis pide a los devotos del Señor Caído de Monserrate que no acudan a estas catedrales pues estarán cerradas para evitar aglomeraciones y el riesgo de contagio del virus.

Desde casa a través del Canal RCN, a través del Cristo Visión del Canal de la Iglesia, y de las redes sociales de cada una de las Diócesis. La idea es que puedan participar ahí de una manera espiritual”, dijo Jesús Alberto Pinzón Calderón.

En esta oportunidad la virtualidad será la aliada para estar de nuevo unidos en oración y en fe.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí