Colombiaoctubre 15, 2022hace 4 meses

Los problemas de cultura ciudadana en el trasporte público de Bogotá, Medellín y Cali

Trasteos, riñas, mordiscos, actos de vandalismo y hasta consumo de drogas son comportamientos que demuestran la degradación de la cultura ciudadana en el país.

Pelear, morder y asesinar a bordo del transporte público han sido los últimos casos registrados en Transmilenio. Sin duda, el más grave fue el asesinato de Juan Esteban Álzate de solo 15 años, que se suma a las múltiples situaciones que dejan en evidencia la degradación de la cultura ciudadana en el país.  

Aunque sea difícil de creer, en Transmilenio existe un manual de buen comportamiento, en el que gran parte de las normas estipuladas, que son básicas y se deberían aprender desde el hogar, no se cumplen. 

Mabel Carrasquilla, líder del componente de Cultura ciudadana de Transmilenio se refirió sobre el tema, asegurando que desde el sistema se pretende ennviar mensajes de sensibilización a los usuarios mediante puestas en escena y otras dinámicas.

Según conoció Noticias RCN, el manual del usuario pide textualmente ubicarse detrás de la línea amarilla en estaciones, portales y paraderos, así como al interior de los buses, comportamiento que poco se cumple en el sistema, por dos razones: por falta de cultura y por falta de señalización. 

‘‘No ceden el puesto, yo tengo 78 años hasta se ponen bravos porque uno pide el puesto y los colados son los primeros en utilizar el puesto’’ manifestó una de las usuarias del articulado.

Lea también: Lluvias en el Caribe: comunidad pide ayuda al Gobierno por el mal estado de las vías

Este documento de Transmilenio también manifiesta: “los perros de razas potencialmente peligrosas sólo pueden ser llevados por una persona mayor de edad, deben ingresar con collar y bozal y mantenerlos puestos durante todo el viaje.” Situación que parecieran desconocer varios de los usuarios del sistema que viajan hasta con cinco perros.

Otro de los pilares que está contemplados en el manual del buen ciudadano es pagar el pasaje, no obstante, actualmente 30 de cada 100 usuarios está evadiendo su pasaje lo que representa en pérdidas para el sistema más de 300,000 millones de pesos, dinero con el que se podría ser cada año un cable aéreo.

Ahora bien, las sillas azules son de uso exclusivo para personas en situación especial el resto de los asientos hay que tratar de cedérselo a personas con movilidad reducida, en condición de discapacidad, mujeres en embarazo, adultos mayores y con niños en brazos.

Mabel Carrasquilla también aseguró que:  

‘‘Para crear una cultura ciudadana que impacte de manera positiva se requiere tiempo y algo muy importante, la voluntad del otro’’.

Y es que hacer trasteos, subir bicicletas que no sean plegables, salir de las estaciones por lugares no autorizados por simple pereza y no dejar salir a alguien antes que ingresar a los buses, también son comportamientos contrarios a la cultura ciudadana.

Lea también: La contundente confesión del principal señalado de asesinar a Juan Esteban en Transmilenio

Cultura ciudadana en Cali

En la capital del Valle del Cauca se registran riñas, actos de vandalismo y hasta consumo de drogas en los buses y estaciones del MIO. La empresa gestora inició una campaña que busca recuperar la cultura ciudadana. 

El vandalismo y la inseguridad son otros de los problemas que afectan buses y estaciones. Ante esto, Metro Cali inició una campaña de cultura ciudadana.

‘‘A través de un grupo perla 2.0 que nos ayudan a combatir un poco la evasión, nos acompañan los gestores de convivencia de la gobernación del Valle” indicó Oscar Ortiz, presidente de Metro Cali. Ciudadanos y autoridades coinciden en que la recuperación del MIO y de la cultura en los buses y estaciones es tarea de todos.

Cultura ciudadana en Medellín 

La cultura Metro es ejemplo en todo el país, incluso es sabido que ese es uno de los sistemas que más cuidan los ciudadanos y de lo que más orgullosos se sienten los paisas. Sin embargo, en los últimos días se han visto algunos comportamientos que no hacen parte de esa cultura. 

Respetar la línea amarilla, dejar salir para entrar más rápido, ceder el puesto a quien lo necesite y sobre todo, cuidar el sistema porque es de todos, ha sido por años el sentir y el hacer de los paisas con el Metro, acciones que incluso visitantes reconocen.

En lo corrido del año, el botón rojo ubicado en los trenes ha sido activado en el 45% de los casos, sin existir una emergencia, en un día laboral, se generan en promedio 45 activaciones, en 20 de ellas, no era necesario oprimirlo. Lo mismo ocurre con la palanca azul, encargada de abrir las puertas durante una emergencia. 

Jaime Andrés Ortiz, gerente social y de servicio al cliente del Metro se refirió al respecto: "hoy en día en los momentos que tenemos alguna falla, algunos usuarios no cumplen la norma del uso de la palanca azul y hemos tenido ocasiones en que aplican la palanca y bajan a la vía del tren, esto representa un retraso mayor".

Algunos usuarios reconocen que la cultura Metro va en descenso, se estima que por cada botón rojo que se activa, se genera un retraso en la operación de 3 minutos en todo el sistema.

Le puede interesar: Impactante: el momento exacto en el que asesinaron al joven en Transmilenio

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.