Colombiajulio 27, 2021hace 10 meses

Revelador audio que confirmaría el caso de abuso sexual a auxiliares de la Policía en Soacha

Las víctimas señalan a un intendente de la Policía, quien presuntamente sería el responsable de accederlas sexualmente.

El presunto daño que habría causado el intendente Walter Javier Martínez Melo fue tan grave que una de sus víctimas, desde el día de la agresión, sueña con él y lo nombra en repetidas oportunidades. Aunque más que sueños, serían pesadillas en las que la joven rememora una y otra vez el momento en el que habría sido obligada a hacerle sexo oral a su superior en uno de los baños de la estación de Policía de Soacha, adscrita al Comando Departamental de la Policía de Cundinamarca.

La denuncia de este caso se conoció solo 10 días después de haber ocurrido, pues la presión psicológica a la que la víctima habría sido sometida le impidió relatar lo ocurrido. En el caso se habla de una segunda mujer abusada, quien es otra auxiliar de la Policía que también habría sido blanco de múltiples acosos sexuales por parte del mismo sujeto. 

Noticias RCN, luego de conocer el caso, buscó a las víctimas y así fue como se conocieron nuevos y escabrosos detalles de esta investigación que ya está en curso y que por ahora ha hecho que la institución aparte al policía de su cargo, mientras la Fiscalía hace lo propio para hallar la verdad. 

Lea también: Intendente de la Policía es señalado de cometer abuso sexual a dos subalternas

La mamá de una de las víctimas, ante la magnitud de los hechos, que parecen empeorar cada día, relató lo sucedido, esperando que haya justicia y que de una vez por todas se conozca la versión de todas las víctimas del uniformado, ya que se presume que estas dos jóvenes no serían las únicas. 

"Yo supe de lo que pasó solo unos ocho días después del abuso porque ella (la víctima) llegó llorando a la casa diciendo que el intendente le había quitado el celular, cuando le empiezo a pregunta ella me cuenta todo lo que pasa y me dice que el 12 de julio él la obligó a hacerle sexo oral en un baño de la estación de Policía, ubicada en Soacha", indicó la madre de una de las afectadas. 

Ante la magnitud de las declaraciones de su hija, la mujer decidió ir el 19 de julio a las instalaciones de la Policía para instaurar la denuncia, la cual, dice ella, fue recibida por otro policía, y solo hasta el 22 de julio la Fiscalía la contactó para que fuera a poner la denuncia formar. 

Vea también: Un policía habría pedido ocultar un cuerpo para no perder estadística de cero homicidios en Belalcázar

"Mi hija y la otra niña afectada fueron a rendir indagatoria el lunes (26 de julio), allá les dieron nueve días de incapacidad, pero todos estos días la han tenido en trámites por la denuncia, pareciera que la quisieran aburrir para que ella cancele el proceso", agregó la mujer.

Audio, la prueba clave en la investigación 

El hecho del posible abuso sexual se vio enmarcado por otros ataques de los que fue víctima una de las jóvenes que decidió denunciar. Se trata de un plan coordinado, posiblemente, por el intendente de la Policía, quien ordenó a sus subalternos quitarle el celular a la joven para poder omitir las pruebas que estaban en su poder. 

"Yo si sabía que ella estaba siendo acosada laboralmente desde hace varias semanas. El policía molestaba a las dos niñas y les decía que se tenían que portar bien, pero eso, dice la misma Policía, no es comprometedor", resaltó la mamá de la víctima. 

Le puede interesar: Por actividades de corrupción 12 policías y cinco civiles fueron capturados

Todo parece indicar que, ante los frecuentes actos de acoso sexual, la joven había decidido grabar audios y videos en donde el uniformado le manifestaba con palabras subidas de tono deseo hacia ella. Tras enterarse de que en el celular de la auxiliar reposaba este material, el intendente habría ordenado a dos brigadieres tomar el celular. 

Muestra de este hecho es un audio conocido en exclusiva por Noticias RCN, en donde un testigo del hecho relató cómo se vio involucrado en la situación aún sin saber de qué se trataba. 

El uniformado, quien por cuestiones de seguridad no será identificado, manifestó que pensó que se trataba de una broma, pero tras ver todo lo que ocurrió después, notó que pasaba algo extraño en el actuar de sus compañeros. 

"La compañera (víctima) estaba reunida con dos brigadieres y me di cuenta que estaban muy raros, como encima de ella. Ya eran las ocho entonces yo me vine, dije que no la iba a esperar, cuando fue que me llegó un brigadier y me dijo: 'coja el celular, coja el celular, meta la mano acá en la guerrera (chaqueta usada por los uniformados)'. Yo metí la mano y saqué el celular de la compañera, pero yo pensaba que era una broma, que era una chanza, que se lo iban a devolver. Yo me quedé esperando que la compañera se esculcara así preocupada para devolverle el celular y ya. Cuando el brigadier me dice: 'vamos para donde mi intendente'", relató el uniformado. 

Más información: Policías secuestran y torturan a hombre por haber robado la casa de un coronel

"Ahí bajando la rampa me quitan el celular, me meten la mano en el bolsillo y me lo quitan y me dice: 'cucho no vaya a decir absolutamente nada, nada de lo que pasó, nada de lo que vio que después usted y yo cuadramos. No creo que haya sido casualidad que me encontré a mi sargento Martínez (el señalado del abuso sexual) ahí con el brigadier hablando, ellos no se percataron que yo estaba y dijeron: 'chito, chito no diga nada, ahorita hablamos'. Ahí el intendente me dice: '¿niño, ya terminó el servicio?' yo le dije que sí y que qué ordenaba, y él me dice, 'vaya y se cambia y se va'. Pero era raro porque él nunca dice eso, y me dice: 'todo bien que yo confío en usted", concluyó el joven auxiliar. 

Según la Policía, el celular en donde reposan las otras pruebas de lo sucedido ya fue recuperado, aunque no se sabe bajo qué circunstancias, y se encuentra en poder, supuestamente, de las autoridades que están adelantando la investigación. 

La familia de una de las jóvenes involucradas en el caso asegura que el intendente sabe cómo actuar, pues al no haber acceso carnal, tal como penetración durante el abuso, no habrían pruebas que signifiquen mayor evidencia para las autoridades judiciales, por ahora solo es la versión de las dos víctimas, contra la voz del hombre señalado, solo hasta que se logre recuperar el material que estaría en el teléfono de una de las víctimas.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.