Justiciamarzo 25, 2021hace 2 años

Cayó violador que intimidaba a mujeres con un agresivo perro pitbull

Alias El Pitbull tenía casa por cárcel y se había escapado, pero fue recapturado. Aceptó cargos y enfrenta una condena de nueve años y cuatro meses de prisión.

Un violador en serie que burló la prisión domiciliaria durante la pandemia, fue recapturado en Zipaquirá, Cundinamarca, donde trabajaba como chef. El hombre intimidaba a sus víctimas con un perro de raza potencialmente peligrosa.

Alias El Pitbull, es el peligroso y depravado hombre que acechaba a sus víctimas preferiblemente en las horas de la noche. Los sábados y domingos, especialmente, sentía placer y satisfacción el cometer estos actos depravados con jóvenes inocentes e indefensas.

Vea también: Capturado abusador sexual que usaba un perro para amenazar a mujeres en Bogotá

La Fiscalía General de la Nación reveló que el violador serial estaba siempre vigilante en un punto específico, en el norte de Bogotá.

En un puente peatonal ubicó lo que sería su zona de ataque y la hora predilecta para no ser descubierto en la oscuridad y en el desolado paso. A sus víctimas las elegía al observar desde el puente cuando descendían de los buses de servicio público o también en el Transmilenio y taxis.

Pero, para cometer las violaciones, tenía como arma un método o elemento de intimidación, un perro de raza potencialmente peligrosa.

Así dieron con su paradero

Uno de los investigadores de la Sijin, grupo Gedes, analizó el proceder de Kevin Cárdenas Capera, alias El Pitbull, y halló un video de seguridad en la zona para saber quién era el depravado abusador sexual.

En el sitio, la Fiscalía había recibido denuncias contra un hombre de unos 30 años de edad y de una estatura bastante alta que sería el posible autor material.

La policía judicial analizó varias veces la prueba técnica y se empeñó en buscar y capturar al hombre. El último asalto sexual lo cometió en marzo de 2020.

Todo comenzó cuando una joven de unos 25 años de edad descendió de un bus de servicio público, bajó tranquilamente las escaleras y tomó una calle para llegar a su residencia.

Le puede interesar: A la cárcel un sacerdote, un vigilante y diez hombres más acusados de abusar sexualmente a menores

De repente apareció como un fantasma el abusador sobre el mismo puente, la observó y salió con su perro para interceptarla en un sitio oscuro y desolado.

La joven, según su testimonio, quedó paralizada al ver al gigante hombre con un perro sumamente agresivo que quería morderla y cada vez más se acercaba. “No fui capaz de hacer nada, mi cuerpo quedó paralizado ante semejante susto”, narró la víctima a la Fiscalía.

“Esos momentos fueron muy trágicos acabaron con mi honra y mi vida. El sujeto se abalanzó, me tomó fuertemente de los brazos, me amenazó con un cuchillo y me hizo caer al suelo para cometer luego todos esos actos despiadados y crueles”, declaró la victima a la policía judicial.

Para completar este episodio, la joven aseguró que el abusador le robó su bolso donde tenía sus objetos personales.

Lea además: Ginecólogo acusado de abusar sexualmente a una paciente se escapó durante audiencia virtual

La Sijin, con los videos del último ataque, se puso en la tarea de recopilar más información. Buscó en el sector de la calle 170, en el norte de Bogotá, el perro que aparecía en la escena. Todos los días indagaban en los parques y veterinarias a un perro de patas blancas y color negro.

A pocos días de haberse estudiado la prueba técnica, el posible violador fue capturado con su mascota y llevado ante un juez de garantías en Paloquemao, en el centro de Bogotá.

La Fiscalía le imputó cargos por acceso carnal violento y hurto agravado, los cuales no aceptó. Sin embargo, la Fiscalía y la policía judicial, al escuchar la decisión del juez, quedaron perplejos y sin ningún reparo se levantaron de las sillas de la sala de audiencias al escuchar dicha determinación.

De casa por cárcel a prófugo

Kevin Cárdenas Capera fue enviado a su domicilio o a su residencia para que estuviera confinado mientras pasaba la fuerte ola de covid-19 en la capital del país.

El abusador fue llevado por el Inpec a su casa y se le notificó que no podría abandonar su residencia, porque ese era su cárcel, pero omitió dicha norma y a los tres días escapó del lugar. Este fue otro golpe duro para las autoridades.

En contexto: Hombre que usaba su mascota para intimidar a mujeres y abusarlas huyó de casa por cárcel

Sin embargo, la experiencia de los investigadores y la intuición fueron recursos válidos para capturar por segunda vez al abusador serial.

La Policía interceptó el teléfono celular de la esposa del prófugo y esperó varios días para que se conectara o hiciera alguna llamada telefónica.

Finalmente, el método empleado por los sabuesos dio resultado, Cárdenas Capera fue ubicado en un lujoso restaurante en el municipio de Zipaquirá, donde fue capturado. El hombre aceptó cargos y fue condenado a nueve años y cuatro meses de prisión.

Paco Morales - NoticiasRCN.com

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.