Nacionalnoviembre 22, 2020hace un año

Del paraíso al apocalipsis: el drama de los habitantes de Santa Catalina

Noticias RCN recorrió la isla una semana después del paso del huracán Iota y recogió los testimonios de algunos de sus pobladores.

Ha pasado casi una semana desde que el huracán Iota arrasó con furia algunos de los pasajes paradisiacos de la zona insular de nuestro país. Así como a San Andrés y a Providencia, la inclemencia de los vientos y el fuerte oleaje también destrozó la isla de Santa Catalina.

El que era considerado hasta hace algunos días un paraíso en el Caribe, hoy luce como una escena de terror, debido a que allí priman los escombros. Según algunos de sus habitantes, quienes lo perdieron todo y hoy claman la ayuda de las autoridades, en el lugar llegaron a presenciar olas de cerca de 5 a 7 metros de altura que arremetieron con fuerza contra las viviendas de los pobladores del lugar.

Vea también: Neithan, el bebé de tres días de nacido que sobrevivió al paso del huracán Iota en Providencia

En el recorrido de Noticias RCN por el lugar del desastre se evidenció un doloroso panorama en el que los vientos destrozaron por completo el lugar, incluso desplazando viejas estructuras que amenazaron con acabar con las fachadas de las viviendas.

Momentos de pánico vividos por los pobladores son narrados por algunos de los sobrevivientes, como Francisca Robinson, quien cuenta cómo un viejo planchón fue elevado por los vientos y acabó con parte de la fachada de la posada donde se refugió.

“Nos dio un susto muy grande al ver que entraba el planchón y nos tumbó parte de la posada”, puntualizó Robinson.

Lea además: Defensoría del Pueblo pide reubicar a poblaciones afectadas por ola invernal en Chocó

“Éramos ocho personas en un baño y el agua nos llegó casi hasta el cuello”, es una de las narraciones de los habitantes de la isla que pese a querer olvidar el drama vivido, este les golpea una y otra vez la memoria.

Hoy, en medio de caminos convertidos en lodo, familias como los Pomare recuerdan dónde estaba ubicada su casa, y cómo debieron incluso nadar para salvarse de la tragedia, en momentos en los que el nivel del agua ya les impedía caminar.

Consulte más: Sube a 18 el número de municipios afectados por ola invernal en Chocó

“Tuvimos que nada porque ya el agua estaba encima, ya las olas mejor dicho eso eran como cinco metros de altura”, señala Joaquín Pomare, damnificado del fenómeno natural en Santa Catalina, mientras que su esposa, Isabel Vuelvas, recuerda los angustiosos momentos en la que ella le pedía rescatar a sus hijos y dejarla a ella, pero él la animaba a seguir luchando juntos.

“La verdad que no tenemos nada, nada, nada…“, señalan estos padres de familia que en compañía de sus hijos esperan algún día recuperar lo perdido y su casa.

Le puede interesar: Ayudas para los sanandresanos comienzan a gestarse desde Estados Unidos y Colombia

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí