Saludseptiembre 24, 2021hace un mes

Cómo practicar correctamente los ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel se concentran en el fortalecimiento del suelo pélvico, mediante la contracción repetitiva de los músculos de esta área.

Foto: Pixabay/ Cómo practicar correctamente los ejercicios Kegel para mejorar su vida sexual

Los ejercicios Kegel pueden ayudar a prevenir condiciones como la incontinencia urinaria y otros problemas relacionados a la pérdida de fuerza del piso pélvico. Además, el fortalecimiento de esta área es de vital importancia, pues es la que sostiene el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. 

Una de las ventajas de estos ejercicios, es que se pueden realizar casi en cualquier lugar y momento, pues consisten únicamente en la contracción muscular pélvica. Aunque al principio pueda parecer complicado, solo hace falta práctica y concentración para ejecutarlos de la forma correcta.

Vea también: Enfermedades de transmisión sexual más comunes: síntomas, tratamiento y prevención.

Cuándo practicar los ejercicios Kegel

Algunos factores como el embarazo, el estreñimiento, el sobrepeso, algunas cirugías o la obesidad, pueden desencadenar la pérdida de fuerza en los músculos del piso pélvico. En ocasiones, esto puede generar incontinencia urinaria en momentos en los que se sienten ganas de reír, toser o estornudar, e incluso sensación de no poder contener las heces fecales. Cuando se sufre alguno de estos síntomas, se recomienda practicar los ejercicios Kegel con frecuencia. 

Cómo realizar los ejercicios

  1. Lo primero que se debe hacer es identificar los músculos del suelo pélvico. Lo más sencillo es contraer el abdomen bajo, como intentando contener la orina, así podrá localizarlos exactamente.
  2. Para empezar puede contraer los músculos durante unos cuantos segundos, luego soltar y repetir la primera acción. La idea es simular que se está sentada sobre una canica y la intenta recoger agarrándola con los músculos.
  3. Para perfeccionar la técnica es indispensable la concentración. Intente mantener tensionados solo los músculos pélvicos, excluyendo el abdomen, los muslos y los glúteos. Además, es importante el control de la respiración, evitando mantenerla mientras se contrae el suelo. 
  4. La constancia también le ayudará. Intente realizar los ejercicios tres veces al día, por mínimo diez repeticiones.

Le puede interesar: Tenga en cuenta estos factores para tener una sana relación a distancia.

Después de un par de semanas usted podrá empezar a notar los beneficios de los ejercicios sobre su salud y bienestar, pues está comprobado que al fortalecer esta área del cuerpo previene enfermedades relacionadas con la incontinencia o síntomas postparto.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí