Deportesjulio 17, 2022hace un mes

Cuando Nairo Quintana tenía 15 años y le hizo ganar una apuesta a su padre

Anécdota de la adolescencia del ciclista colombiano que se encuentra disputando el Tour de Francia.

Nairo Quintana, corredor boyacense del Arkéa Samsic.Nairo Quintana, corredor boyacense del Arkéa Samsic. / Foto: AFP

En 2005, Nairo Alexander Quintana Rojas ya comenzaba a despuntar como un ciclista prometedor en Boyacá. De hecho, por esos tiempos lideraba el equipo de ciclismo llamado Alcaldía de Arcabuco, por ese entonces recientemente creado

Luis Quintana acompañaba a su hijo a las competencias y en ese entorno del ciclismo aficionado se encontró con Juan Guzmán, papá de otro adolescente que soñaba con triunfar en el deporte de las bielas y los pedales: Jhon Guzmán.

Lea también: Lucho Herrera: “No me faltó ningún sueño por cumplir”

El padre de Jhon le apostó a Luis Quintana $200.000 a que Jhon le ganaría a Nairo una carrera desde Arcabuco al alto de Sote, pasando de regreso por Arcabuco y finalizando en Agua Varuna.

El padre de Nairo no tenía ese dinero en efectivo, porque hace poco le había comprado una bicicleta a su hijo, pero su amigo, el carpintero Berlarmino Rojas, le prestó la plata y respaldó la apuesta.

“Pistolas”, como era conocido Jhon Guzmán, no le pudo seguir el ritmo a un Nairo que desde el comienzo lo soltó y ganó con comodidad la competencia.

Le puede interesar: Greg LeMond no deja de levantarse del asfalto

¿Qué pasó con el dinero ganado?

Luis Quintana recibió el dinero ganado y fue a devolverle el préstamo a Rojas, pero este le dijo que se lo diera al ciclista que años después ganaría el Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016.

A un Nairo Quintana que después creció y se convirtió en uno de los deportistas más importantes de la historia de Colombia, acumulando múltiples victorias de etapas y de carreras, con su destreza para la alta montaña, y acumulando podios en el Tour de Francia, competencia que se encuentra disputando actualmente.

Cabe recordar que Nairo vendió frutas y trabajó en un taller de mecánica de bicicletas, mientras además estudiaba en el colegio. Creció en la ruralidad boyacense y en sus terrenos con múltiples ascensos, en los que su talento innato con la bicicleta se dio a conocer.

Lea también: Jacques Anquetil, el enamoradizo pentacampeón del Tour de Francia

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.