Nacionalmarzo 13, 2021hace 9 meses

El plan especial del Ejército para reforzar la seguridad en el Bajo Cauca

Los grupos armados que están en la miran de las autoridades son el Clan del Golfo, Los Caparros, el ELN y las disidencias de las Farc.

Noticias RCN acompañó a 400 soldados de la Séptima División del Ejército Nacional que se sumaron a la fuerza de tarea Aquiles. Los uniformados tendrán la misión de reforzar la seguridad en una de las zonas más complejas de Antioquia, el Bajo Cauca.

En la sala de crisis de Medellín, el general Juvenal Díaz Mateus, oficial de 53 años de edad, 32 de ellos al servicio del Ejército Nacional, trazaba la ruta de la Séptima División. Allí lo acompañaban algunos de sus hombres de confianza, y desde las zonas de operaciones, comandantes de cinco brigadas y dos fuerzas de tarea esperaban instrucciones.

Vea también: Desplazamiento, masacres y miedo: el duro panorama que se vive en el Bajo Cauca

La seguridad de 197 municipios de Antioquia, Córdoba, Chocó, Sucre, Santander, Boyacá y Bolívar, están bajo su mando, sin embargo, hay una zona que lo desvela: el Bajo Cauca, y para esa convulsionada región antioqueña preparó un plan especial.

“Si nosotros logramos borrar los cultivos del Bajo Cauca, el panorama cambia cien por ciento”, manifestó el general Juvenal Díaz, comandante de la VII División del Ejército Nacional.

Después de la planeación y el análisis de informes de inteligencia, dos semanas después, lo acompañamos a Yarumal para la segunda fase: preparación y alistamiento.

El 24 de febrero cerca de 200 soldados pertenecientes a cinco pelotones atienden instrucciones para entrar en acción.

En el campo se ponen a prueba posibles escenarios hostiles. Cada detalle es importante: emboscadas, campos minados, rescates humanitarios, combates, estrategias, táctica militar.

En esta fase de entrenamiento vimos uso de ametralladoras, morteros, maniobras en terreno y tiradores de alta precisión (TAP). Estos últimos de alta importancia ya que garantizan efectividad, precisión y rapidez en la neutralización de la amenaza.

Le puede interesar: Cuatro personas habrían sido asesinadas en una nueva masacre en Antioquia

Fase final

En la mira están los criminales del Clan del Golfo, Los Caparros, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las Farc que, a sangre, imposición de miedo y fusil, defienden sus rentas criminales, derivadas del narcotráfico y de la minería ilegal.

En la zona, la Séptima División del Ejército dispone de la Fuerza de Tarea Aquiles, que cuenta con cerca de 4.000 hombres.

“El objetivo es sacar de estas regiones a los que lideran estos factores de inestabilidad. Sacarles ese ‘cáncer’ para mejorar las condiciones de seguridad”, agregó el general Raúl Vargas, comandante de la Fuerza de Tarea Aquiles.

Lea además: El miedo no se va entre pobladores de Tarazá, Antioquia, pese a visita de Duque

Otros 400 militares llegaron a la zona y una cifra similar al estratégico corredor ilegal que atraviesa el Bajo Cauca y conduce al nudo del Paramillo, Chocó y los dos océanos. En una semana, confía el comandante, se reflejarán los primeros resultados de esta nueva confrontación que será de largo aliento.

Google News Haz de Noticias tú fuente de información aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el Portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del Portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.